Como Limpiar mis Ventanas

Para limpiar ventanas y cristales tenemos que utilizar herramientas y productos diferentes dependiendo de los materiales con los que estén hechos, de lo contrario podemos dañar los cristales y marcos.

En las siguiente guía te vamos a explicar paso a paso cómo limpiar ventanas y cristales para que el resultado sea óptimo. Verás que es más sencillo de lo que parece.



Limpiar ventanas de aluminio

Para limpiar las ventanas de aluminio tenemos estos primero limpiamos los marcos de aluminio. Luego Pasamos a los cristales.

Consejos básicos sobre cómo se limpia el aluminio

  • Si queremos mantener la superficie del aluminio brillante, tenemos que limpiarlo regularmente, sino, este se deteriora y quedará en mal estado.

"Una limpieza frecuente es la mejor manera de mantener el aluminio en buenas condiciones".
  • El aluminio es un metal liviano y que puede requerir un cuidado especial al limpiarlo.

Frota el aluminio siempre en movimientos de ida y vuelta, es decir, adelante y hacia atrás, evitando hacer movimientos circulares, ya que puede causar un efecto desigual (la textura del aluminio debe permanecer uniforme).



Limpiar los marcos de las ventanas

Dejamos como última tarea limpiar los cristales para no dejar huellas mientras limpiamos los marcos y no tener que estar repasando los cristales dos veces.

Dependiendo del material con el que estén hechos los marcos de nuestras ventanas hay que utilizar productos diferentes para no dañarlos y no queden manchas. Cómo Limpiar Ventanas de Aluminio

Los marcos de aluminio necesitan de un mínimo mantenimiento para conservarse en óptimas condiciones. Conoce algunos trucos para mantener las ventanas de aluminio impecables.

La limpieza de marcos y ventanas de aluminio debe hacerse con los materiales apropiados, usando productos naturales no abrasivos.


Lo que no debes hacer al Limpiar Ventanas de Aluminio

Los marcos de aluminio se degradan más por los malos procedimientos de limpieza, que por la suciedad y las condiciones climatológicas.

Para hacer una limpieza profunda de ventanas, muchas personas recurren a limpiadores abrasivos, que no sólo no cumplen función, sino que dejan rayas y marcas opacas. Además estos productos industriales pueden dejar manchas en el aluminio, por lo que si necesitas limpiar restos de grasas, aceites, tintas o pinturas.


La limpieza del aluminio, sea en ventanas, puertas u otras superficies, debe hacerse con los materiales apropiados (por ejemplo, paños suaves que no dejen pelusas) y elementos o productos naturales, no abrasivos. El proceso de limpieza es muy sencillo:

  1. Quitamos el polvo

  2. Pasamos por la ventana un paño suave, que no deje pelusas, mojado en el agua con detergente o con el limpiador de aluminio.

  3. Pasamos otro paño húmedo (solo con agua) para aclarar y por último, secamos con papel absorbente.

Si después de este proceso quedan manchas muy marcadas, se puede volver a limpiar con amoniaco rebajado con agua. Por cada litro de agua, echamos media taza de amoniaco. Como es un producto abrasivo, tenemos que acordamos de utilizar guantes para las manos no sufran.

En el caso de que las manchas sean de grasa, pinturas o aceite y no se quiten con el amoniaco podemos recurrir a una mezcla casera: agua con vinagre y alcohol medicinal. Con esta mezcla repetimos el proceso: limpiamos con un paño suave, aclaramos con otro paño y secamos con papel absorbente.

Para quitar ralladuras de las ventanas de aluminio no tendremos más remedio que lijar los marcos y pulir con cera pulidora.

Una solución para que nos queden manchas y limpiar las ventanas de aluminio gris más fácilmente es pintarlas con esmalte sintético o pintura sintética esmaltada de convertidor de óxido.


Limpieza de Aluminio Blanco

Para limpiar ventanas de aluminio blanco tenemos que utilizar los productos adecuados para su mantenimiento. Si queremos que queden impolutos hay que utilizar detergente suave y bicarbonato de sodio diluido en agua.

El proceso es el mismo que con las ventanas de aluminio gris:

  1. Pasamos un paño suave con la mezcla.

  2. Secamos con otro paño húmedo

  3. Secamos con papel absorbente.

En el caso de que no se hayan quitado todos la manchas podemos utilizar amoniaco diluido en agua, siempre teniendo la precaución ponernos guantes de plástico. Si las manchas son de pintura o grasa podemos utilizar una mezcla de alcohol medicinal, vinagre y agua.

Si ninguna de las soluciones anteriores dan resultado y las manchas no desaparecen, para limpiar las ventanas con lacado blanco se puede aplicar pasta dental blanqueadora con bicarbonato de sodio en las manchas, dejarlo actuar un rato y limpiar la mezcla con un paño húmedo. Limpiar ventanas de PVC

Las ventanas de PVC son muy resistentes a la abrasión y su color permanece inalterable a al paso del tiempo, pero necesitan algunos cuidados para que permanezcan limpias.

Hay que evitar usar paños secos o estropajos porque podríamos rayar el marco de nuestras ventanas. Se debe utilizar un paño o una bayeta húmeda con un poco de detergente suave.

Pasos para limpiar ventanas blancas de PVC:

  1. Pasar la bayeta con detergente por toda la superficie y los perfiles de las ventanas.

  2. Pasar un paño húmedo para aclarar el detergente y dejarlo secar al aire.

  3. En las gomas que sujetan el cristal de las ventanas de PVC, una vez al año conviene espolvorear polvos de talco para que no se sequen y mantener su flexibilidad. Cómo Limpiar ventanas de cristal fácilmente

Necesitamos los productos y accesorios para limpiar ventanas adecuados para que nos queden limpias y relucientes.






Productos para limpiar cristales y ventanas

Muchos nos preguntamos qué es bueno para limpiar cristales, ya que existen productos específicos para limpiar ventanas y cristales, pero también se pueden utilizar productos para limpieza general que todos tenemos en casa.

A continuación tenéis una lista de los productos que recomendables para limpiar ventanas y cristales:

Amoniaco

Se puede utilizar amoníaco para limpiar ventanas, ya que tiene un gran efecto desengrasante y limpiador. Debemos rebajarlo con agua y usar siempre guantes cuando lo utilicemos, porque es un producto muy abrasivo.

Es muy útil para limpiar las ventanas de la cocinas y quitar la grasa con facilidad.

Vinagre

Proporciona brillo a los cristales. Para utilizarlo solo tenemos que diluirlo en agua caliente o tibia y meter la mezcla en un pulverizador. Para suavizar el olor podemos echar a la mezcla unas gotas de limón o lima verde

Almidón

Para prepararlo tenemos que diluirlo en agua, por cada medio litro de agua debemos echar media cucharada de café de almidón. Para aplicarlo hay que utilizar una esponja.

Una vez seca la mezcla habrá que retirar la mezcla con papel impregnado en vinagre. Es recomendable no limpiarlo a pleno sol para que el almidón no se seque mucho y sea más difícil retirarlo. Cómo Limpiar ventanas corrededizas.

Si no llegamos a limpiar las ventanas corredizas enteras por fuera, tendremos que utilizar una regleta con palo extensible para llegar a los rincones del cristal. En el caso de que sigamos sin poder limpiar toda la superficie exterior de nuestras ventanas no tendremos más remedio de sacar las ventanas de los raíles.

Para sacar las ventanas correderas de aluminio tenemos que tener cuidado si son muy grandes, si pesan mucho necesitaremos a alguien que nos ayude para evitar accidentes. Si se mueven de derecha a izquierda para sacarlas hay que cogerlas por las laterales y tirar para arriba y sacarla del riel.

Una vez está la parte de abajo fuera, hay que girar con cuidado para sacar la parte de arriba. Algunas ventanas correderas tienen un clip se seguridad, que hay que quitar antes de sacarlas de los raíles.

Otra posibilidad es utilizar artículos para limpiar ventanas con imán, de los que hablaremos a continuación. TIPS Solución limpiadora

Para lograr una fórmula limpiadora eficaz, mezcla una parte de vinagre blanco con otras tres de agua caliente, y mézclalo a conciencia. Para que no huela mucho a vinagre, puedes añadir unas gotas de limón o lima.

Otro limpiador eficaz se consigue con la mezcla de 2 tazas de agua, 3 cucharadas de vinagre blanco y media cucharadita de detergente líquido. Estas mezclas las introduces en un spray y podrás limpiar las ventanas sin gasto alguno.

Papel de periódico


Otra forma de limpiar las ventanas sin rayarlas es usar papel de periódico viejo, nunca nuevo ya que la tinta puede manchas. El papel es un truco milagroso ya que con él podrás frotar sin miedo a rayar los cristales. Además, el periódico dejará una pequeña capa invisible que hará tus cristales más resistentes a la suciedad.

Por fuera y por dentro

Otro pequeño truco es limpiar los cristales interiores, dentro de la casa, con movimientos horizontales, y el vidrio exterior con movimientos verticales. Así, si te quedan marcar o rayas, sabrás que lado tienes que repasar sin volverte loco buscando el origen de la marca Cómo limpiar manchas de agua dura de las ventanas Las manchas de agua dura se originan por los minerales como el calcio y magnesio en tu agua. Cuando una superficie se humedece, el agua se evapora, pero deja depósitos de minerales. Los rociadores, lavados de autos y duchas pueden generar que manchas de agua dura se formen en el vidrio. Químicamente, estos depósitos son álcali, así que se necesita un ácido para sacarlos. Con algunos ingredientes caseros, puedes quitar y prevenir otros depósitos minerales.

1 Llena una botella rociadora hasta la mitad con agua y la otra mitad con vinagre. El mejor vinagre para usar es el vinagre blanco destilado común, que es barato y efectivo.[1] Una mayor concentración de vinagre podría ser incluso más efectiva, así que cambia la proporción de vinagre y agua según la resistencia de las manchas de agua.

2 Rocía la solución de vinagre en el vidrio. Rocía la solución en el vidrio, asegúrate de empapar por completo cualquier macha de agua resistente o zonas de acumulación concentrada. Deja que el vinagre se impregne y vuelve a aplicarlo un par de veces para zonas sucias en específico. 3 Empapa un trapo con la solución de vinagre. Empapa un trapo áspero con vinagre y agua, y espárcelo sobre la zona del vidrio que rociaste. Puedes dejar el trapo sobre la zona para que el vinagre pueda impregnarse bien


4 Restriega el vidrio ligeramente con el trapo. Usa el trapo áspero y empapado para restregar el vidrio. No tienes que restregarlo muy fuerte. Las protuberancias en el trapo actuarán como un abrasivo para ayudar a sacar las manchas y dejar que el vinagre penetre la acumulación de mineral.


5 Deja reposar la solución de vinagre. Cuanto peores sean las manchas, más tiempo necesitará el vinagre para hacer su trabajo. Deja que el vinagre se impregne y vuelve a aplicarlo si parece que se seca.


Cómo limpiar los rieles de las ventanas


Si ha pasado un tiempo desde que limpiaste a fondo los rieles de la ventana, puede que notes mucha mugre y suciedad. Limpiar los rieles no es muy difícil y se puede hacer con productos básicos de limpieza para el hogar. Dependiendo de cuán sucios estén, es posible que tengas que aplicar varios métodos de limpieza. Para una limpieza eficiente, asegúrate de llegar a todas las esquinas y a las áreas pequeñas difíciles de alcanzar.

Parte1 Eliminar residuos sueltos de los rieles de la ventana


Prepara los productos de limpieza. Si no has limpiado los rieles de la ventana por un tiempo, requerirás una variedad de suministros para que vuelvan a tener ese aspecto nuevo y limpio. Necesitarás:

  • Una buena aspiradora con un accesorio de manguera. Un cabezal de cepillado también puede ayudarte a eliminar la suciedad.

  • Un cepillo de limpieza fino o un cepillo de dientes viejo. Puedes comprar unos cepillos especiales para limpieza de los rieles. Estos son diseñados con un cabezal exclusivo que está hecho para llegar a todos los rincones de la ventana que sean difíciles de alcanzar.

  • Un balde limpio de agua tibia o caliente. Agrega unas gotas de jabón lavaplatos o Dawn hasta que veas unas burbujas espumosas.

  • Una toalla para sumergir en el agua y otra seca para secar cualquier resto de humedad.

  • También puedes tomar bicarbonato de sodio y vinagre o peróxido de hidrógeno para ayudar a descomponer cualquier sucio o moho resistente. Necesitarás unos hisopos para aflojar la suciedad.



Aspira los pedazos más grandes de desechos y suciedad. Toma la aspiradora con la manguera conectada y aspira todos los residuos sueltos en el riel de la ventana.[1]

  • La aspiradora absorberá cualquier suciedad suelta, así como los insectos muertos, el polvo, las telarañas, etc.

  • Una vez que hayas aspirado la mayor cantidad de desechos que puedas, usa el accesorio de cepillo si tienes uno. Limpia los rieles con el cepillo para ayudarte a eliminar más desechos.


Limpia las esquinas y los puntos difíciles. Afloja el sucio con el vinagre y el bicarbonato de sodio. Enfócate primero a las esquinas y luego ve hacia el centro.[2]

  • También es posible que debas quitar el mosquitero para limpiarlo por separado.

  • Vierte una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio en los rieles. Solo necesitas un par de cucharadas. Luego vierte una pequeña cantidad de vinagre.

  • De nuevo, no necesitas mucho. Solo un poco de vinagre para que el bicarbonato reaccione. El bicarbonato de sodio y el vinagre ayudarán a eliminar cualquier suciedad resistente que no hayas conseguido quitar con la aspiradora.


Frota los rieles con un cepillo de dientes y luego colócales unas toallas de papel para absorber el vinagre. Una vez que hayas dejado que el vinagre y el bicarbonato de sodio se asienten y trabajen durante unos minutos, encárgate de la mugre con el cepillo de dientes, llevándola hacia el centro de la ventana. Usa un cuchillo de mantequilla para sacar la mugre del riel.

  • Comienza en las esquinas y barre toda la suciedad hacia el centro. El cepillo de dientes debe quitar la mayor parte de la suciedad de los rieles.

  • Usa unos hisopos de algodón para limpiar las áreas estrechas como las esquinas.

  • Coloca unas toallas de papel y presiónalas para absorber el vinagre y la suciedad sobrante.

Parte2 Lavar los rieles de la ventana


Llena un balde con agua tibia o caliente y agrégale jabón. En algunas ventanas, puedes eliminar toda la suciedad y la mugre con vinagre y bicarbonato de sodio. Pero si las ventanas aún necesitan algo de trabajo, es hora de lavar los rieles.

  • El jabón lavaplatos funciona muy bien. De lo contrario, puedes usar un producto de limpieza natural y orgánico. Los limpiadores naturales como el vinagre y el limón son opciones que limpiarán los rieles. También puedes utilizar jabón de Castilla para un enfoque orgánico.


Moja el cepillo de fregar en el agua jabonosa y frota los rieles. Usa el cepillo de fregar en el interior de los rieles de la ventana para aflojar los restos de suciedad y de los desechos persistentes.

  • Puedes usar cualquier tipo de cepillo, desde un cepillo especial de ventana hasta un cepillo de dientes o un lavador de inodoro.

  • Presta especial atención a las esquinas para asegurarte de que toda la suciedad se afloje correctamente con el cepillo jabonoso.


Remoja una de las toallas y limpia los rieles. Asegúrate de exprimir todo el exceso de agua para que no se acumule en estos.

  • La toalla debe estar lo suficientemente húmeda para limpiar y absorber cualquier resto de suciedad.


Termina de limpiar los rieles. A estas alturas ya habrás limpiado eficientemente los rieles de la ventana y no debe quedar mucha mugre ni suciedad.

  • Asegúrate de limpiar la parte principal del riel y las esquinas. Presta atención a cada pequeña rendija y ranura.

  • También es una buena idea limpiar los rieles verticales si aún no lo has hecho. Además, limpia cualquier parte de la ventana a la que puedas llegar, especialmente el marco que toca los rieles.

141 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo